Mendev

Escudo de Armas de Mendev.Alineamiento: Legal Bueno
Capital: Nerosyan (64,700)
Asentamientos Notables: Egede (39,410), Kenabres (12,330), El Obsequio de Valas (220)
Raza Principal: Humanos
Religión Principal: Iomedae
Idiomas: Común, Hállido

Mendev es una tierra de dualidades: Un brillante bastión de la ley y la bondad enfrentando a la Herida del Mundo, creciente sumidero de maldad que amenaza toda la creación. Es una tierra de peregrinos cruzados, pícaros oportunistas y un choque explosivo de culturas entre el sur y el norte. Fundada por iobarios exiliados e inútiles, la antigua Mendev era hogar de un buen puñado de piratas issianos. Más allá de su amistad con la perdida Sarkoris, era vista como un reino pequeño y sin importancia. Todo eso cambió con la muerte de Aroden, cuando historias sobre monstruosidades demoníacas surgidas del lejano norte se expandieron rápidamente por todo Avistan al inicio del último siglo. Estos relatos de terror dieron pie a las Cruzadas Mendevianas, que ya van por su cuarta iteración.

Los extranjeros enfrascados en las guerras santas contra la Herida del Mundo ya superan en número a los nativos de Mendev, que han sido apartados a un lado y tratados como una clase inferior. En teoría, estos cruzados siguen a la justa reina Galfrey, Espada de Iomedae, una duquesa chelia nacida en Mendev, y entrenada en las artes de batalla Aldori de Brevoy. En la práctica, los mercenarios y los soldados profesionales superan en número a los peregrinos, y muchos cruzados se concentran en arrancar de raíz la influencia demoníaca de la clase baja mendeviana, o en arrebatarles sus libertades a punta de espada.

Mientras tanto, sin prisa pero sin pausa, el caos capaz de alterar realidades de la Herida del Mundo va consumiendo el planeta, esparciendo su influencia maligna cada vez más hacia el sur. Tarde o temprano las piedras custodias de Mendev fallarán y, a menos que algo cambie pronto, la Herida del Mundo acabará ocupando todo Avistan.
Mapa de Mendev. Haz click para acercar.

Mendev

La Ira de los Justos ihatelucho